Logística Inteligente que salva vidas

Y no me refiero a que recibiste en tiempo récord tu nuevo juguete comprado en el cyber day -aunque para eso también sirve-, hablamos de una solución que literalmente salva vidas.

Aún con el desarrollo de una vacuna al otro lado del mundo, contra uno de los peores enemigos para la salud y la economía global, disponibilizar vacunas a la población se traduce literalmente en una urgencia en donde el tiempo es crucial para salvar vidas.

Cumplir con los tiempos de entrega es prioridad número 1 de los gobiernos y de los estados, que han visto cómo la pandemia ha cambiado completamente la vida de todos.

¿Quién se iba a imaginar que terminaríamos todos trabajando, y adquiriendo productos y servicios desde casa?

Todos aquellos negocios que no tenían un fuerte canal eCommerce sufrieron las consecuencias por pérdidas de ventas, y hoy ante una recuperación inminente, la próxima crisis de la cadena de suministro ya está aquí: brindar salud a millones a personas, de forma segura, eficiente y justa.

Ante el desarrollo y manufacturación de una vacuna eficiente contra el coronavirus, el desafío logístico es enorme. Y ante las expectativas, existen más de 8.000 millones de consumidores que esperan con ansias su dosis.

La problemática es enorme: la infraestructura que mueve la economía mundial ya se había reducido por una recesión prolongada, de la misma manera que la industria farmacéutica tuvo que ampliar su producción para el lanzamiento del producto más grande y trascendental de la historia actual, la vacuna contra el COVID-19.

La cadena de suministro de vacunas incluye desde el almacenamiento y su transporte en cadena de frío, hasta los procesos de internación aduaneros y distribución local. Todo bajo estrictas normas de manipulación y conservación, incluso su futura administración.

¿Cómo lograr que todos los procesos funcionen de la manera más eficiente?

Orquestando lo inevitable

Además de los desafíos de la producción y distribución de la vacuna, la potencial demanda del fármaco disparará los precios, y dependiendo de su disponibilidad es probable que sea uno de los bienes más solicitados por toda la población. 

“Vamos a ver alzas impulsadas por el transporte comercial de mercancías” en los próximos meses, dijo Michael Steen, vicepresidente ejecutivo y director comercial de la empresa de transporte marítimo Atlas Air Worldwide a Bloomberg. “El peak típico del calendario será fuerte… eso es lo que esperamos”.

El éxito o el fracaso de esta acción logística global dependerá de su enfoque operacional y los recursos tecnológicos que se utilicen para controlar la continuidad de los servicios. Algunos optan por reforzar la predictibilidad para evitar los inconvenientes. Sin embargo, estos modelos no consideran estados catastróficos como en el caso de pandemias. 

Por otro lado, algunas empresas han decidido evolucionar para aceptar que en esta civilización post-covid los problemas son inevitables y más vale aprender a anticiparse a los factores externos utilizando nuevas tecnologías que son capaces de automatizar procesos

Este último enfoque es el que ha ayudado a gigantes del retail a evitar el desabastecimiento y cuyos resultados conozco de primera mano por empresas como algunos de nuestros clientes que ya tienen implementado OMNIX IA.  

¿Pero qué ha significado para estas compañías “adoptar estas tecnologías”? 

Pues, aceptar que los factores internos y externos que impactan la operación son incuantificables y que no podemos simplemente deshacernos de ellos sin interrumpir la cadena, es preferible aprender a detectar los problemas en cuanto aparecen y contar con sistemas capaces de reorganizar la operación logística con base en ello. 

En este aspecto, OMNIX ha logrado contribuir significativamente en empresas que constantemente tienen este tipo de incidencias como en el caso de Industrias, Retail, Telco y Minería.

Lógicamente, las personas no tenemos la capacidad de hacer esto manualmente ya que son muchos lo factores que inciden para generar asignación dinámica de tareas multi-nodos  bajo incertidumbre y restricciones temporales pero sí la Inteligencia Artificial actual, que con sus redes neuronales procesa y analiza en segundos millones de posibilidades y situaciones para ofrecer la solución y los caminos más eficientes que garanticen la entrega a tiempo. Además, la IA puede mejorar su capacidad decisora con cada acción que realiza, siendo escalable, autónoma y adaptable a los procesos internos de las organizaciones. 

La Inteligencia Artificial se vale de técnicas computacionales para interpretar grandes cantidades de datos a una velocidad impresionante, el equivalente humano a “ver el futuro” con suficiente tiempo como para trazar la ruta de entrega más inocua. 

Con este hábil asistente operando en los sistemas de pedidos y cumplimiento, los centros de distribución y las flotas de transporte pueden identificar dónde se encuentra la demanda más alta de la vacuna, qué locaciones necesitan mayor atención, cómo evitar la pérdida de existencias y cómo organizar la recepción del producto en puntos estratégicos para no entorpecer los protocolos sanitarios. 

Aprender a trabajar eficientemente con lo que se tiene es la gran ventaja de la inteligencia artificial en la operación logística. Y en esta era donde la resiliencia es un activo esencial, más vale contar con la tecnología capaz de proveer soluciones que permitan optimizar procesos y acercar rápidamente los bienes a las personas.

Aaron Cassorla